Rómulo Augusto, es proclamado emperador romano. Será el último emperador de Occidente (475-476).

Llamado despectivamente por sus detractores “Augústulo” (pequeño Augusto), nació entre los años 461/463 en Rávena. Fue hijo del general Flavio Orestes, quien le proclamó emperador. Sin embargo, el emperador de Oriente Zenón no lo reconoció como tal.

La presión de los hérulos (tribu germánica que invadió el Imperio romano en el siglo III, provenientes de Escandinavia) reclamando la entrega de tierras en el centro de la península Itálica provocó la caída de Rómulo cuando contaba tan solo 15 años de edad.

En su lugar, el general de los hérulos, Odoacro reclamó el trono de Italia (476), confinando a Rómulo en Lucullanum, hoy Castel dell’Ovo, en la bahía de Nápoles. La fecha de su muerte es desconocida ya que, a pesar de que a partir de 476 se pierde su rastro histórico, existen algunos indicios que podrían testimoniar su supervivencia hasta las décadas de 520 o 530.

Compartir