Tal día como hoy del año 1.778, en Fuentesecas (Zamora) nace Pablo Morillo.

Pastor en su infancia, con trece años sentó plaza en Infantería de Marina. Tomó parte en los famosos combates de San Vicente y Trafalgar, y por su arrojo en Bailén, ganó el empleo de Oficial. Al terminar la Guerra de la Independencia, año de 1.881, era ya Teniente General. Por su heroico comportamiento en tierras americanas al frente de

nuestro Ejército, mereció los títulos nobiliarios de Conde de Cartagena y Marqués de Lapuerta.

Saber más: El cabo que ascendió a coronel por aclamación popular: “El león de Sanpaio”

 

Compartir