En tal día como hoy, del año 1810, junto con Allende, Rodríguez y Moreno, mueren fusilados por los insurgentes del Plata, los valientes Oficiales de Marina don Santiago Liniers y don Juan Gutiérrez de la Concha.

El heroico Jefe de Escuadra Liniers dijo tranquilamente a los soldados encargados de darle muerte: “¡Ya estamos!”, y la descarga segó sus heroicas vidas.

En el Panteón de Marinos Ilustres, en el mausoleo de Liniers y Concha, pusieron los marinos argentinos con admiración y respeto:

“Los últimos héroes de la Patria vieja fueron las primeras víctimas de la Patria nueva.”

Compartir