Desde el día anterior del año 1580, avanzaba el Ejército español directamente sobre Lisboa, cubriendo un flanco derecho las galeras del Marqués de Santa Cruz.

Entran éstas en el río, apoderándose Bazán de nueve galeones, una carabela, dos galeras reales, una galera bastarda y 31 urcas, con un total de 840 piezas de artillería.

Derrota así a la Armada que el pretendiente prior de Ocrato tenía para la guarda del Tajo y facilita, de este modo, la ocupación de Lisboa por las tropas del Duque de Alba.

Compartir