Tras el éxito en las negociaciones de paz con las tribus germanas, en el Danubio, el emperador Cómodo regresa a Roma donde celebrará un gran triunfo (espectacular ceremonia para festejar la victoria de alguna campaña en tierras extranjeras).

Lucio Aurelio Cómodo Antonino, comúnmente conocido como Cómodo, fue emperador del Imperio romano entre los años 177 y 192. Hijo de Marco Aurelio, fue un gobernante extremadamente caprichoso.

En palabras del historiador romano Dión Casio:

El reinado de Cómodo marcó la transición de un reino de oro y plata a uno de óxido y hierro.

Esta famosa frase ha llevado a muchos historiadores, de los cuales el más famoso es Edward Gibbon, a tomar el reinado de Cómodo como el comienzo de la Decadencia del Imperio romano.

Cómodo tenía pasión por los espectáculos de gladiadores, lo que lo llevó a participar en algunos vistiéndose como los mismos combatientes. Este comportamiento era considerado por el pueblo romano como indigno de un emperador.

Este emperador es mundialmente conocido por ser interpretado en el cine por Joaquín Phoenix, en la película “Gladiator” (2000).

Compartir