Fototeca CARL0S

La banda terrorista ETA mutila a Irene Villa y a su madre con una bomba lapa en su coche.

Irene tenía doce años cuando sufrió el atentado. Como resultado de la explosión de una bomba perdió las dos piernas y tres dedos de la mano izquierda.

Ella no era, sin embargo, el objetivo de los terroristas. ETA pretendía asesinar a un inspector de Policía destinado en la comisaría del distrito de Los Cármenes, relacionado sentimentalmente con la madre de Irene.

José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri, y Soledad Iparraguirre, Anboto, fueron los responsables de este cruel atentado.

No fue el único crimen de la banda terrorista ese mismo día. ETA asesinó con otra bomba lapa al teniente del Ejército de Tierra Francisco Carballar y, por la tarde, mutiló gravemente al comandante de Infantería Rafael Villalobos.

A pesar de todo el sufrimiento, los sueños de Irene no acabaron con el atentado. Licenciada en Periodismo, escribió un libro en 2004, “Saber que se puede”, en el que plasma su experiencia y sus reflexiones. Es columnista de prensa y colabora en distintas emisoras de radio.

Compartir