Cartagena de Indias (actual Colombia) se independiza de España, siendo la primera ciudad de este territorio en hacerlo.

Desde muy temprano una muchedumbre asalta la sala de armas en la Plaza de la Aduana y posteriormente se congrega ante la Junta de Gobierno para presionar a sus miembros a que proclamen una declaración de independencia. Como la presión aumenta, finalmente el comisionado Muñoz publica el Acta y se hace su lectura en un bando.

En la mencionada Acta se promulga la decisión de separarse para siempre del “yugo español”, aunque para ello sea necesario “derramar hasta la última gota de sangre antes que faltar a tan sagrado compromiso”. Cartagena se convierte así en la primera ciudad que se independiza de España.

Compartir