En la cervecería Els Quatre Gats (Los Cuatro Gatos) de Barcelona, España, Pablo Picasso inaugura su primera muestra relevante de pinturas y dibujos, la mayoría retratos de artistas y amigos suyos hechos a lápiz, carboncillo y acuarela. Se aprecia las influencias de Toulouse-Lautrec, del dibujante Theophile Steinlen y del pintor modernista Ramón Casas.

Els Quatre Gats abrió sus puertas el 12 de junio de 1897, en el edificio Casa Martí de la Calle Montsió de Barcelona, España. Era un lugar de encuentro y tertulias de la vanguardia catalana. La taberna era el centro del ambiente cultural de la Barcelona de finales del siglo XIX. Se realizaban espectáculos de títeres y sombras chinescas, conciertos y veladas literarias, así como también exposiciones informales, individuales y colectivas.

Pablo Picasso tenía apenas 15 años en el momento de la apertura del local. Es posible que desconociera de la importancia de la existencia de Els Quatre Gats por diversas razones, estaba bajo la tutela de su padre quien lo dirigió hacia un enfoque académico, un mundo más conservador, alejado de las tendencias vanguardistas. Por otro lado, la serie de estancias en Málaga, Madrid y Horta de San Juan entre los años 1897-1899 lo mantuvieron alejado de Barcelona. Regresa de su último viaje en febrero de 1899.

He aquí donde el joven Picasso con tan sólo 17 años, conoce la existencia y se incorpora al ambiente de Els Quatre Gats. Entró en contacto con distintos jóvenes que aspiraban a ser artistas, escritores, músicos. Entre éstos conoció a su gran amigo Carlos Casagemas, quien va a inspirar obras al artista en años próximos. Picasso era causante de gran fascinación entre sus amigos debido a su talento y sus relatos de las anécdotas de sus distintos viajes.

Precisamente una de las inspiraciones para el artista fue su grupo de amigos, cuando comenzó a realizar dibujos de éstos luego de haber asistido a la exposición de Ramón Casas en la Sala Parés, que constaba de una numerosas colección de retratos de personajes ilustres y pinturas al óleo.

Era una exposición de retratos de carácter informal, donde los dibujos fueron colgados directamente a la pared por clavos, más sin embargo fue sumamente significativa para su trayectoria como pintor. Esta exposición dio a conocer a Picasso no tan sólo al público y la prensa, sino entre los propios artistas. Una nueva serie de retratos fue iniciada durante la exposición de personalidades de mayor reconocimiento. Entre los personajes se encontraba el propio Ramón Casas.

Picasso se integró completamente en el mundo de Els Quatre Gats y se vuelve el autor de la ilustración para el menú de la casa. El artista compartió el impreso con un dibujo de Pere Romeu, el encargado de la taberna, realizado por Ramón Casas.

En el mes de julio 1900, Picasso hace una segunda exposición que constaba de cuatro obras, que representaban aspectos de las corridas de toros. La misma se caracterizó por la originalidad del joven pintor. La relación de Picasso y Els Quatre Gats se interrumpió por una larga temporada debido a sus estancias de París, Málaga y Madrid.

Con el tiempo Els Quatre Gats fue decayendo y perdiendo su vigencia. El 26 de junio de 1903 fue clausurado. Els Quatre Gats fue más que una casa para Picasso, fue la llave de la modernidad para el joven artista.

Compartir