Se fecha en este día (aunque se desconoce con exactitud) la batalla de Alesia, las tropas de Julio César reciben un masivo ataque galo interno y externo, pero el aguante y sorprendente triunfo de los romanos ocasionará al día siguiente la rendición de Vercingétorix. 

El sitio de Alesia es considerado uno de las grandes éxitos militares de César e incluso en la actualidad es utilizado como un ejemplo clásico de sitio.


Esta batalla enfrentó a los ejércitos de la República de Roma dirigidos por Julio César, que contaba con la caballería al mando de Marco Antonio, y con legiones al mando de sus legados, Tito Labieno y Cayo Trebonio, entre otros, contra una confederación de tribus galas mandadas por Vercingétorix, jefe de los arvernos.

Alesia fue la batalla clave que dio la victoria definitiva a los romanos frente a los galos en la larga guerra de las Galias. 

La batalla es descrita en detalle por numerosos autores contemporáneos incluyendo a César en sus Comentarios a la guerra de las Galias, Libro VII. Tras esta batalla, el líder rebelde fue capturado y la Galia fue definitivamente derrotada, convirtiéndose en una provincia romana. 

El Senado romano se negó a otorgar a César los honores por sus victorias en las guerras gálicas, siendo éste uno de los factores desencadenantes que condujeron a la guerra civil de los años 50-45 a. C.

Compartir